Emilio Granja Gout habla de la solidaridad

15
Emilio Granja Gout habla de la solidaridad
Emilio Granja Gout platica de su experiencia solidaria en el terremoto de 1985

El asesor financiero Emilio Granja Gout habló sobre su experiencia de voluntariado y solidaridad cuando fue estudiante de ingeniería en la Universidad Anáhuac, institución que se ha distinguido por apoyar las causas justas y fomentar en sus estudiantes el amor para ayudar al prójimo en situaciones difíciles, como el caso del sismo de 1985, que afectó principalmente al centro del país.

La Universidad Anáhuac tiene el objetivo primordial de elevar la condición humana y social de los hombres y mujeres de México y del mundo, por el cual trabaja desde el año de 1964.

A partir de la consolidación de esta primera universidad, el compromiso de formar integralmente a un número cada vez mayor de jóvenes universitarios siguió adelante y se inauguraron las instituciones que hoy conforman la Red de Universidades Anáhuac, que se extiende al extranjero.

Y en alineación a este objetivo principal, la institución apoyó los esfuerzos de los alumnos por facilitar la comunicación entre la población, debido a que el sistema de telecomunicaciones había colapsado.

Emilio Granja Gout habla de la solidaridad
Emilio Granja Gout narra su experiencia solidaria en el sismo de 1985 en la Ciudad de México

Emilio Granja Gout habla del papel fundamental de los radioaficionados

Emilio Granja Gout, al ser líder de la sociedad de alumnos de la institución, se movilizó para hacer crecer la red de radioaficionados que permitió a cientos de personas comunicarse dentro de la ciudad y al interior de la República. De hecho, por varios días fue la única forma de hacerlo, por lo que dice sentirse feliz cuando de haber podido hacer algo por la ciudadanía en aquél entonces.

A pesar de los daños ocasionados por el sismo de 8.1 grados al entonces Distrito Federal, que se tradujo en la muerte y desaparición de cientos de personas, fue una muestra de que los ciudadanos hicieron suya la ciudad y se demostró que la mayoría de las personas pueden tener empatía y ser solidarios, aunque no conozcan a quienes están ayudando.

Comments

comments